“Algún día, alguien tendrá que decir basta”, y, además, de verdad…

12 04 2010

AVISO: ¡¡Spoilers a cascoporro!!
Aunque, para lo que hay que ver…
Pues eso.
Mientras pasaba mis vacaciones en Sabadell, fuimos a ver el último remake que… bueno, el último remake que he visto.
Iba decir el último que ha salido de Jolibú, pero fijo que desde entonces han salido media docena 😆
Bueno, el caso es que me refiero a Furia de titanes, por si no quedó claro.
Como no podía haber sido de otra forma, he visto la versión antigua, la de Harryhausen (en verdad, el director es Desmond Davis, pero eso no le importa a nadie 😛 ) unas… no sé, setenta veces. Por supuesto, viendo que vería la nueva con Lirael, la vimos juntos antes.
Sí. Soy así de sádico.
Os resumo la historia por si habéis tenido la poquísima vergüenza de no haberla visto.
Acrisio, rey de Argos, encierra a su hija Dánae y al hijo de esta, Perseo, en un sarcófago que arroja al mar. La causa, y esto no se dice en la película, es que el pequeño Perseo es hijo de Zeus, que lo engendró por medio de una lluvia dorada (eso no, guarros). Acrisio, por tanto, decidió condenar a muerte a madre e hijo. ¿Por qué? No estoy seguro, pero, conociendo la mitología griega como la conozco, imagino que una profecía dictaría que su hijo le quitaría del medio, para variar.
Pero el sarcófago, por mediación de Poseidón, alcanza las orillas de Serifos (confieso… he mirado en la Wiki, pero, ¡oye!, confirmó mi teoría acerca de las intenciones de Acrisio…), sobreviven, y Perseo crece ignorante de su estirpe divina.
Ah, y mandan al Kraken, el último de los titanes, a mandar a tomar viento a Argos.
O algo…
Por otro lado, tenemos a Calibos, hijo de Tetis (interpretada por Minerva McGonagall), y, ahora que caigo, por tanto, hermano de Aquiles. Y más perro si cabe que aquel.
Pues resulta que Calibos es un cachoperro de cuidao, que se dedica a hacer atrocidades tales como asesinar a todo el rebaño de caballos alados de Zeus, del que sólo sobrevive Pegaso. Zeus, por tanto, le castiga convirtiéndole en un ser horrendo.
Lo que le faltaba al muchacho, vaya.
Este, lejos de escarmentar, se dedica a dar por culo a la familia real de Argos (again), raptando cada noche a la princesa Andrómeda, hija del rey Cefeo y la reina Casiopea, quien recibe un acertijo que ha de ser respondido por sus pretendientes. Si la cagan… bueno, digamos que le hacen barbacoa.
En estas, Perseo, a su bola, es trasladado en sueños a una ciudad, donde se encuentra con Ammon, un viejo dramaturgo, y descubre su origen. Entonces recibe de los dioses varios regalos. Una espada, un escudo, un casco de invisibilidad (de Hades, detalle importante) y un búho robótico, Bubo.
Con estos regalos, se dedica a dar por culo a Calibos, enamorar a Andrómeda, matar a la Medusa, salvar a la chica del sacrificio al Kraken, y heredar el reino que le corresponde por derecho (aunque en el mito no sea así, pero bueno…).
Y poco más.
La nueva… en fin.
Empieza bien, la verdad. Vemos constelaciones que representan a los dioses (aunque a estos les representaran planetas, pero bueno… queda bonito), y nos cuentan la historia de cómo Zeus engañó a Hades para hacerle reinar en los infiernos…
¡¡¡¿CÓMO?!!!
Luego nos cuenta acerca de una rebelión de los hombres de Argos contra los dioses (que hay que ser idiotas… ¡que estos dioses existen y os reparten leña mientras bostezan!), y de que Zeus, para castigarles, toma a Dánae, la mujer de Acrisios, tomando la forma del rey.
Ea. Como Uther Pendragon a Ygraine.
Este, al descubrir la cornamenta, mete a la mujer y al bebé en un sarcófago, y pa’l agua patos.
Zeus, que otra cosa no, pero de sentido del humor no anda sobrado, le dispara un rayo que le deja tocado. A partir de ahí, se hará llamar Calibos.
Ole.
Perseo, entonces, es rescatado por Spyros (the Dragon), un pescador interpretado (yo más bien diría “dejao de caer“) por un Pete Postlethwaite especialmente desaprovechado… Él le cría como a un hijo, hasta que la furia de Hades les manda a tomar por culo como daño colateral.
Lo de Hades hay que mencionarlo también. Creo que Ralph Fiennes todavía está mirando el cheque para convencerse de que lo ha hecho por una buena causa.
El caso es que en el Olimpo todos los dioses están impresionantes.
Bueno, Zeus está impresionante. Los demás están vistosos, pero no hacen el carajo, y Poseidón parece el rey de una baraja francesa.
Zeus, bueno, está impresionante porque está interpretado por Liam Neeson, y ese hombre arregla cualquier churro de película sólo por salir (por eso no nos dimos cuenta que La amenaza fantasma era tan mierda como las otras dos). En cambio, Hades es un zarrapastroso guarrete con garganta quemada. Que sí, que de malo queda del carajo, pero si ese es Hades, yo soy presidenta de la comunidad de Madrid…
Pero volvemos a la peli.
Hades está totalmente lleno de rencor hacia Zeus y la Humanidad. Zeus, por su parte, sólo quiere el amor de la Humanidad. Sí, claro, de toda ella… pero, especialmente, de Dánae, Alcmena, Europa, Leda, Ganímedes, Níobe… ¿Sabéis por dónde voy?
El caso es que, entre uno y otro, se traen algo que no se sabe muy bien por qué, pero el caso es que van a joder al que se les ponga en medio.
O algo así.
Total, todo esto es una excusa para las escenas de acción, así que…
Pues el caso es que, de algún modo, tenemos al Perseo en Argos, dispuesto a dar caña, así por las buenas. Vamos, que se cree que le va a endiñar a Hades o algo. Cuando reúnen a la party de carnes de cañón (a los que poco después se unirán un par de alivios cómicos), tiene lugar una de las escenas más patéticas de la historia del cine. Entre un montón de mierda, se encuentran a Bubo. ¡¡A BUBO!!

Bubo


¡¡Y se permiten hacer una gracia al respecto!! ¡¡¡A una creación de Ray Harryhausen!!
Desde ese punto, la película perdió estrellitas.
Algún día hablaré de las cosas que ponen o quitan estrellitas de una película (según mi validísimo -validísimo para mí- criterio).
En fin, aquí las cosas se vuelven ridículas por momentos.
Que si Perseo aprende esgrima en 10 segundos (y no exagero), que si Calibos se carga a un par de notas, que si Perseo recibe una especie de sable laser de metal, que se cruza con una manada de caballos alados, entre las que se encuentra un Pegaso negro (que sí, que será sacrílego y todo lo que quieras, pero mola un cojón).
Ah, y luego tenemos al personaje de Ío.
– ¡Ío!
– ¡Ío, qué!
– Nah, aquí…
Que es… bueno, iba a decir que es curioso, pero no lo es, es tristemente habitual, el hecho de que la Ío de la película tiene especialmente NADA que ver con la del mito… si aceptamos que es la misma que fue convertida en vaca por los celos de Hera… Y que nada pinta en esta historia. Pero presupongamos que no. Pues bueno, Ío es un personaje que aporta especialmente nada a la trama. Menos incluso que Eusebio (¿fui el único que oyó, una y otra vez, “Eusabio”?) y los otros carnecañón. Sólo el interés de que Perseo (“interpretado” por el incomprensiblemente omnipresente Sam Güortinton) se levante las faldas, propias y ajenas.
Ah, luego se encuentran de nuevo a Calibos, le cortan el brazo y de su sangre brotan escorpiones gigantes.
Los que vimos la película original empezamos a echar espumarajos por la boca.
Matan a la mayoría de los bichos, pero a algunos los domestican, ole tus huevos, y luego se encuentran con unos djinns (¿uh?), y se les une uno al que llamaremos Carapalo.
No es que sea importante, es que me gusta llamarle “Carapalo”.

Carapalo


Pues el caso es que esta peña va a buscar a las Brujas para que les indiquen la forma de matar al Kraken y tal, y que les dicen que sólo con la cabeza de Aguaviva Medusa,que vive a tomar por culo y tal. Y bueno, si hasta aquí había poca historia y mucho tópico, a partir de aquí hay todavía menos historia y más tópico, así que os ahorro el resto de la película porque, la hayáis visto o no, ya os lo sabéis.
Ah, por cierto, supongo que Calibos moría, pero ni idea de cuándo ni de cómo.
Pero vamos, que al final, pues eso, con mucha CGI y demás, Perseo mata al Kraken y con él a Hades (sí, es que se supone que el Kraken, que ya de por sí no tiene nada que ver con la mitología clásica, tenía alguna relación con Hades, y no con Poseidón, que sería lo más lógico), Perseo deja Argos a que le den, y se se arrejunta con una resucitada Ío (sí, es que moría, pero nos daba más o menos igual, así que…).
Vamos, que se lucieron.
No voy a hablar de más diferencias del mito con la película, porque tengo vida. Más diferencias de esta con la clásica… bueno, sólo añadir una cosa.
La de 1981. ¿Era mala? Sí. ¿Era divertida? Sí.
La de 2010. ¿Es mala? Sí. ¿Es divertida? Psss…
Oye, que al menos la vi con Lirael, y eso le pone estrellitas… 😛
Además, la viejuna tiene un buen reparto. Lawrence Olivier, McGonagall, el prota de La Ley de Los Ángeles y al que hacía de Pingüino en el Batman de Adam West…
En esta, quitando a Liam Neeson y a Ralph Fiennes (y a Pete Postlethwaite, que tiene toda la pinta de estar ahí por perder una apuesta), tenemos a un montón de gente que pasaba por ahí. He leído por ahí que la gente está muy contenta con el que interpreta a Draco. Pero bueno, no sé… Poner cara de piedra (y no me refiero a cómo moría) lo hace muy bien, eso sí…
El Olimpo de esta nueva está del carajo, mejor que en la antigua, que parecía una disco setentera celebrando la fiesta de la toga. Pero el Panteón es de lo más soso y aburrido que hay. Ni tan siquiera las disputas entre los dioses tienen papel alguno en el conflicto, mientras que en la antigua era el origen del asunto.
Eso sí, no visten mal.
Aunque yo no iría por la calle con eso…
Y es que la vistosidad es la principal virtud de esta nueva versión… por decir algo 😛
Pero, ¿es eso suficiente para justificar la película? Porque ahí es a donde quería yo llegar. La frase que resumiría esta película son las mencionadas por Spyros en cierto momento, y que aquí recibe el puesto de honor que merece.

“Algún día, alguien tendrá que decir basta. Algún día, alguien tendrá que decir se acabó.” -Spyros, esperando que nadie se dé cuenta que ha dicho lo mismo dos veces.

Pues eso digo yo, ¡coño!
¡¡BASTA!!
¡Basta de innecesarios remakes que no aportan nada (bueno) a películas más antiguas mucho mejores, con mejores historias y más entretenidas! ¡Basta de sacar trilogías de donde no se puede sacar nada más (porque de aquí van a sacar trilogía, lo creáis o no)! ¡Basta de meter 3Ds chapuceros porque está de moda (aunque yo esta la vi en 2D, y, por lo que he leído, menos mal…)!
En definitiva… ¡Basta de no innovar, de no buscar buenas historias y preferir cagarse en clásicos y adaptar cosas como el culo!
¡Maldita sea, detened esta puñetera huelga de guionistas que ya dura demasiado…!


¿¡Qué quieres decir con que ya no están en huelga!? ¡Pues que les den a todos por el culo!

Por cierto, ¿os he comentado que domestican a los escorpiones y los convierten en camellos?
Vaya mierda de escorpiones… Me quedo con estos.

Anuncios




Duda

1 03 2010

Atención a las declaraciones del pope de Aquella que no debe ser mencionada (AQNDSM)…
Dice el muchacho…

Google desarrolla todo su entramado usando la línea telefónica, y no paga nada. Y lo mismo le ocurre a las operadoras con la industria de contenidos, que generan un negocio de consumo de ADSL y de ancho de banda. Lo lógico sería que Google pagara a las operadoras por usar su red y éstas, a su vez, nos pagaran a nosotros. Sería un modelo de negocio estable y sostenible.

No sé si es que ando espesito, pero… ¿pagarles a ellos… por qué?
Yo de mayor quiero ser pope de AQNDSM…

Rainbow – Snake Charmer





Aquellos salones que os dije…

14 12 2009

Lo prometido es deuda.
Eso quedaría mejor si no hubiera tardado mes y medio (quien dice “mes y medio” dice “dos” o incluso “tres”…) en escribir esta entrada (en tiempo “voy a empezar una entrada…”), pero, hey, que hasta esta mañana no he terminado de ponerme al día con todo el blogueo que tenía atrasado del mes que me pegué en Sabadell… y ahora me voy otra vez, si es que…
En fin, que, como decía, aquí tenéis la crónica, LAS CRÓNICAS, de ambos salones, el Salón del Manga de Cádiz y el Salón del Manga de Barcelona. Una crónica llena de karaokes, colas y adolescentes cosplayeadas.
Y bueno… las comparaciones son odiosas, así que… ¡vamos a comparar!

Salón del Manga de Cádiz 2009

El Salón del Manga de Cádiz se celebró del 2 al 4 de octubre, lo que, en Cádiz, viene siendo el último coletazo del verano… y qué coletazo.

304/365

El de Barcelona, en cambio, se celebró del 29 de octubre al 1 de noviembre, esto es, cuando empieza a hacer mal tiempo.

¿Quién se lo montó mejor? Hombre, eso es muy relativo. En Cádiz en esa época todavía hace bastante calor a según que horas, por eso, las concentraciones de gente pueden generar bastante olor a humanidad… por no decir del mal rato que podrían llegar a pasar asistentes como este…

Salón del Manga de Cádiz 2009

Tela de currao, sí, pero, pichita, shica caló, ¿no?
En cambio, el tiempo en L’Hospitalet era más otoñal… y parecía que en cualquier momento se podía poner a llover… Como de hecho creo que ocurrió en algún momento.

Lo de los recintos sí que era curioso. Una vez más, el de Cádiz se celebró, como pasó ya el año pasado, en el colegio San Felipe Neri. El sitio tiene que ser lo más grande de todo Cádiz. Con decirte que allí tocaron los Judas Priest hace algunos años… Los puestos y un escenario estaban montados en el gimnasio (el sitio más agobiante), el escenario del karaoke en el patio, junto con el sitio de darse de palos, y unas carpas que acogían los juegos de mesa, cartas, talleres y demás, que también estaba un poco agobiado.
El de Barcelona, en cambio, no sé cómo se les ocurrió, que no sé si aquello es normal allí, pero el salón estaba dividido en varios recintos. En la Farga estaban los puestos y las exposiciones, en otro sitio estaba el escenario, en otro las proyecciones, y no sé si algo más… El caso es que de uno a otro había un tramo, y nosotros de la Farga no salimos.
Aquí, personalmente, creo que quien se lo montó mejor fueron los de Cádiz, por tenerlo todo junto en un sitio amplio y donde no te molestaba nadie ni molestabas tú.
Y las ganas que te entraban a veces de clavarle el codo a alguien en la sien… no te cuento…

XV Salón del Manga de Barcelona

Para entrar… bueno… en el de Cádiz había cola, pero era fluída. Fui con Skaeflock y un viejo amigo… al que llamaremos Yorch Ofdeyangel. Por ejemplo. El caso es que nos pusimos en la cola, y a los cinco minutos ya estamos dentro. La entrada era gratis, como viene siendo estos cuatro años.
En el de Barcelona… Joder, la cola para entrar daba la vuelta a la Farga, y la cola para sacar entradas no quería ni mirarla. Y ni tenía por qué, ya que, como mi tiendero ponía puesto y sabía que yo iba a ir este año, me ofreció un par de entradas, para mí y para mi novia. Qué majo mi tiendero, coñoyá. Id a comprarle si pasáis por Cádiz.
¡Es una órden!
El caso es que como ya teníamos entradas (aunque nos las tenían que dar aún), pasamos de la cola para comprarlas y fuimos a buscar la salida, donde quedamos con mi camello tiendero. El caso es que yendo hacia allá, pasando junto a la cola, me encuentro al gemelo de mi amigo Senkoru (Senkoru bis, a partir de ahora). Que su familia vive a 40 metros de mi casa, al tío no me lo veía desde hacía casi un año y me lo tengo que encontrar a milipico kilómetros de casa… Qué cozas… Así que sólo tuvimos que esperar unos tres cuartos de hora, que, de otra manera, habrían sido lo menos dos.
Aquí, es tontería, el que mejor se lo montó fui yo 😆

Salón del Manga de Cádiz 2009

En cuanto a la comida, bueno… En el de Cádiz, yo ya aprendí de lo que pasó el año pasado, así que cogí con estos dos y nos fuimos a comer fuera.
276/365
¡Chica pizza de metro que nos jincamos entre los tres!
En Barcelona, en cambio, tuvimos que ir Lirael, Senkoru bis, una amiga suya y yo al Burriquín. Burriquín que, por cierto, estaba petaísimo.
Aquí, de nuevo, nos lo montamos mejor los tres que fuimos al de Cádiz… 😛 Eso sí, luego cualquiera volvía al Salón…

Y bueno. Hablemos ahora de las exposiciones, empezando por el de Cádiz.
[…]
En cambio, en el de Barcelona, había varias exposiciones. Una de ropa… llamémosla “de fantasía”, por no alardear de lo poco o nada que entiendo de moda… Otra era de unos artistas españoles que habían estado en Japón, y luego, las tres que más me gustaron.
En primer lugar, estaba la de JM Ken Niimura, autor que, como creo que quedó claro anteriormente, cae de puta madre a los redactores de este blós… o sea, a mí.
XV Salón del Manga de Barcelona

XV Salón del Manga de Barcelona
La exposición de Yoshito Usui estuvo bien, aunque se notó que se hizo un poco con prisas, pues la noticia de su fallecimiento aún estaba cercana. Fue la única exposición que tenía algo que ver con el manga :p

La tercera que me gustó fue la de Luis Royo, en la que se exponían dibujos y cuadros del aragonés.

XV Salón del Manga de Barcelona

Y bueno, creo que, básicamente, eso es todo lo que hay que contar del Salón… ¿Compras? Sólo compré una camiseta en cada evento. Una de Green Lantern y otra de Batman, y las dos para la parienta.
Y bueno, no puedo decir que me haya decepcionado, pero la verdad es que el Salón del Manga no me pareció tanto como el del cómic… Será que soy un viejo o que me gusta más el ambiente y lo que hay allí, pero bueno…
Fueraparte, días después hicimos una quedadilla con Jotacé, el Tete y Kiryë, donde pasaron cosas de esas que pasan en las quedadas pero quedan en las quedadas…
Y bueno, que ya mismo me vuelvo a ir para allá… 😆 Una amiga me dijo el otro día que era peor que el puente aéreo…
Pero vamos… nuevas frikadas asoman por el horizonte… ¡¡ya os contaré si eso…!! 😛

Los Suaves – Ahora que me dejas

Pd: ¿Que dónde están las fotos de las adolescentes cosplayeadas…? ¡Sois unos enfermos!


Buscad aquí y aquí





El problema otaku

20 05 2009

Post polémico para empezar… lo que sea que empiece cuando publique esto…
Pero bueno, antes de entrar en materia, aclarar algo…
(Aunque más de uno ni habrá llegado a esta parte)
No me refiero a que los otaku sean un problema. Ni que causen problemas.
De lo que quiero hablar es de por qué creo que el resto de frikis odian a los otakus.
Luego ya vosotros diréis…
Empecé a darle vueltas a este tema leyendo esta entrada de los compis de Sima de Rol, aunque ya desde tiempo atrás me venía preguntando, y mosqueando, acerca del asunto. Tú intentas defenderlos. Después de todo, son frikis como tú. ¿Qué coño? Yo mismo me considero otaku. Soy otaku cuando eso ni se sabía qué era. ¿¡Qué diiiigo!? ¡Yo me volví otaku cuando dejé de ver Dartacán para engancharme a Mazinger Z!
Pero, cuidado, eso fue el siglo pasado, en los años 80 (y te apuesto lo que quieras que la mitad de los que ahora reivindican esos dibujos no vieron el planeador bajar sobre la cabeza del robot hasta que dejaron de reventarse granos… ¡y te apuesto el doble a que no saben quién es el Robot Hefe!)
Pero a ver, que nos desviamos.
Entonces, si yo soy tan otaku de la muerte… ¿por qué tendría que decir nada malo de ellos?
Mi novia, en su sabiduría, diría que me quejo como sólo se quejan los viejos (le saco 9 años, así que tampoco le llevo la contraria en eso 😛 ), así que, me quejaré… en los comentarios podéis darme la razón o no, que para eso están…
Bueno, voy a empezar esto citando a una de las obras cumbres del frikismo japonés. La Biblia del otaku. Esta no puede ser otra más que la inmortal Otaku no video.
¡"La Biblia" he dicho, joder! Para el que no sepa de qué va, resumo. Un chaval de lo más normal y corriente descubre que le va el rollo otaku y decide ser más otaku que nadie. Ea, a verla que es muy ilustrativa.
¿Que por qué la menciono? Por dos cosas. Una, porque son dos OVAs cojonudos. Y otra, porque no se me ocurre mejor manera de ver a los auténticos otaku, esos que reciben su despectivo nombre por parte de una sociedad que les desprecia. Si véis los OVAs, os daréis cuenta de lo que hablo… Seres marginados, que viven por sus aficiones, el manga, el anime, las miniaturas, incluso las réplicas de armas. Y cómo la sociedad les mira con desprecio.
Porque en Japón es así. Japón, a diferencia de lo que cree mucha gente, no es el paraíso para los otaku… bueno, tal vez sea lo más parecido al paraíso, pero lo que parecen desconocer es el hecho de que allí, los otakus son vistos como aquí lo sería cualquier friki, o incluso peor, debida la rigidez de la sociedad japonesa. ¡Y eso la gente de aquí no se lo cree! En fin… Otaku no video
Ahora un poco de refilón me acuerdo de cuando mi viejo amigo Kuso se fue a estudiar un curso a Japón, cuando decía que él era otaku, la gente empezó a mirarle raro…
Porque eso es así: en Japón, la palabra “otaku” es despectiva. Y aquí empieza a serlo… Y ya os contaré de eso…
Bueno, vamos a ver qué pasa con los otakus…
Una cosa es que te guste el manga. Cosa totalmente respetable. Y comprensible. A mí me gusta el manga. Ahora mismo sigo dos colecciones, La leyenda de Madre Sarah y School Rumble (¡en la variedad está el gusto!). Que serán tres el mes que viene, cuando salga la nueva edición de Monster
Entonces, ¿qué problema le veo a los otakus? Raxar lo resumió en una palabra… Respeto.
Recuerdo hace algunos años, volviendo del Salón del Manga de Jerez, me senté espalda contra espalda con un conocido personajillo del frikerío gaditano, cuyo nombre no revelaré (aparte de que no sé si se lo llegó a cambiar legalmente). El caso es que el muchacho estaba hablando con su amigo, histérico perdido, al borde del colapso, porque, oh, infamia, oh, desfachatez, oh, oprobio, ¡había un chaval disfrazado de Spiderman!
En serio… era para levantarse y meterle una buena colleja…
“¡Es un salón del manga, anime y cultura japonesa!”, se exaltaba el muchacho. Luego vas a cualquier salón del cómic y va la gente cosplayeada de personajes de manganime y cualquiera se queja…
El año pasado, como ya se contó por aquí, estuve con Raxar en el Salón del Cómic de Barcelona, y la asistencia de chavales cosplayeados de personajes de manganime, niñatos con carteles de “Regalo abrazos” y derivados, e, increíblemente, gente a la que le gusta el manga pero no el cómic, era bastante notable. Que digo yo… ¿para qué van?
Que tú lo piensas y dices “Bueno, vamos a respetarlo, aunque se hayan equivocado y se decepcionen por no encontrar concurso de karaoke”, pero luego piensas que está allí, por ejemplo, Milo Manara, y está viendo ese circo…
Pero bueno… como digo, cuando allí están los aficionados al cómic, ya sea al occidental o en general, disfrutando de exposiciones, viendo a sus autores, y otras cosas que no ven en el Salón del Manga, ¿qué piensan al ver a esos chavales? Está claro. “¿No tienen un salón exclusivo para esto?”
Bueno, pues vamos a echar un ojo a lo que viene siendo un Salón del Manga. Yo ya tengo 13 salones del manga a mis espaldas, así que algo de eso sé. En un salón del manga no pueden faltar bajo ningún concepto los siguientes elementos.
– Cosplay.
– Karaoke.
– Puestos de manga.
– Puestos de ropa gótica/emo/punk/visual/jevi/loqueseacontalqueseanegro.
– Comida japonesa.
– Proyecciones de anime.
– Y creo que ya…
Uno puede, como hicieron los de la Sima, preguntarse, “Lo de cultura japonesa, ¿va por el karaoke?”
Bueno, a todo esto, estaréis de acuerdo conmigo en que, por cada un karaokista que lo hace bien, hay 10 que te dan ganas de arrancarte los tímpanos…
Y es que, de todos los salones de manga, creo que sólo en tres o cuatro había una mínima parte dedicada al bonsai, al origami, y a chorraditas así… pero confío en que sean casos aislados.
Pero, oye, estábamos hablando de los otakus, no de los salones…
Bueno, una cosa que no soporto de los otakus cerraos es su fanatismo, su creencia ciega de que el manga es mejor que el cómic…
Por supuesto, ese es un debate que queda fuera de toda posibilidad de resolución. Porque claro, tú piensas que si Alan Moore escribe una dirección en un kleenex y Alex Ross se suena los mocos en ese mismo pañuelo, ya tienes una obra mil veces mejor que la mitad del Sônen Jump… pero luego, joder, tenemos Akira… Con lo que tenemos diamantes enterrados en mierda por ambos lados.
Pero, ¡eh!, ¡que los hay que no piensan así!
Fanáticos hay en tos laos, así que no faltará aquel que diga que el último tomo que ha salido de Naruto será mejor que ¿qué es eso de From Hell?
(Si os cruzáis con uno de esos, disparad antes de que sigan hablando).
Ah, también están los graciosetes, como uno de los comentaristas en esta entrada de VidaExtra, que ya, directamente, anulan al cómic…
Pero no son esos los peores, nooo…
Y, para ilustraros sobre la peor subespecie otaku, compartiré con vosotros una humillante batallita personal (no tratéis de negarlo… sé que son vuestras favoritas… 😛 )
El caso es que, hace unos años, quedé con mis amigos para cosplayearnos por primera vez. Yo, como soy como soy, me dio por hacerme un (cutrérrimo aunque reconocible) cosplay de miembro de la banda del Payaso, de la película de Akira (porque los del manga se ven más complicaos…).
Bueno, cada vez que se me acercaba un otakito a preguntarme de qué iba, la conversación era una de las siguientes…
Caso #001:
Otakito#001: ¿De qué vas?
Lograi: De Payaso…
Otakito#001: ¿De qué es eso?
Lograi: De Akira
Otakito#001: Ahhh…

Caso #002
Otakito#002: ¿De qué vas?
Lograi: De Payaso.
Otakito#002: ¿De qué serie?
Lograi: De Akira.
Otakito#002: Ah, no la he visto…

Caso #003
Otakito#003: ¿De qué vas?
Lograi: De Payaso… ¡De Akira!
Otakito: ¿Akira qué es?

Que sí, que vale, que yo lo reconozco… que el disfraz era una puta mierda, y si Otomo me hubiera visto (gracias a Dio que a estos salones no van autores), me hubiera metío el casco por el recto… pero, joer… si demuestran tal desconocimiento no digo yo a los clásicos, ¡joder, estamos hablando del puto Akira!
En fin, esas son las cosas que más me molestan. “Respeto”, decía Raxar. Respeto por una obra cumbre no ya del manga, si no de las artes narrativas contemporáneas en general. ¡Joder! ¡Sólo por las cuatro últimas páginas del tomo 3 merece la pena comprarse la colección entera! (Y así a ojo, le echo unas 3000 páginas…)
Entonces, si cogemos todo esto, lo rebujamos, y tratamos de sacar algo en claro, ¿qué tenemos?
¡Tenemos a gente que piensa que la última mierda que venga de Japón es mejor que Watchmen! ¡Mejor que Kingdom Come! ¡Mejor que Sandman! ¡Mejor que El regreso del Caballero Oscuro! ¡Mejor que V de Vendetta! ¡Y ni siquiera eso es más importante que cantar canciones en japonés como si fueran gremlins castrati atravesando una picadora de carne!



Oye, pues me he quedao más a gusto…
Pero bueno, para que veáis que no tengo nada contra el manga, os aviso que Norma ha convocado un concurso/encuesta para ver qué serie de manga publica próximamente. La cosa la tenéis aquí en lo gris
¿Y por qué os lo digo? ¡Para que votéis por Beck (Mongolian Chop Squad), a ver si sale de una vez publicada en España…! ¡Hombrepordiso!
¡Si sale elegida para ser publicada… emm… ¡Me desnudo!!
Ea…
Y serán cuatro series de manga, joer… menos mal que Monster sólo son 10 tomos…
Ea, pues eso…
¡Votad a Beck!

Lisa Miskovsky – Still Alive

EDITANDO: Lo de Norma me da miedo… el año pasado salió Fairy Tail… Leí el primer capítulo y es penoso…





Tres mil millones… ¡joder!

16 11 2008

Pues eso… un tres seguido de… un puñao de ceros…
Esa es la cifra (o las… 10 cifras, mejor dicho) que hace no mucho alcanzaron las fotos subidas a Flickr.
El numerito, sí, puede acojonar…
Y es que, imagínate, que la foto (buscad en Flickr o en Google mismo, yo paso…), que no es gran cosa (no lo digo yo, que tampoco soy nada del otro mundo… lo dicen personas con más autoridad que yo…) se ha convertido, y comprensiblemente, en una de las más vistas de la página…
Pues eso… que acojona… sobre todo acojona al que tiene sus 300 y poco fotos subidas, esperando aprender un poquito y eso… Porque piensas en el trabajo que te cuesta sacar adelante tu trabajo, cuando, de pronto, piensas en gente que se lo ha currado muchísimo más que tú, que ha puesto su alma en cada foto, para que una foto mediocre, por un azar, se convierta en la más vista, la más comentada, y la más admirada…
La verdad es que algo así me ha pasado, salvando las distancias, y es que mi foto más vista (con, en este momento, 577 vistas), ha alcanzado esa cifra por gente que va buscando “Slipknot” en Google…
No quiero imaginar la decepción al ver eso… 😆
Y, en cambio, otras fotos a las que yo, personalmente, considero mejores, se quedan ahí abajo, sin que las mire ni Diso
Pero bueno… supongo que, como para todo, hay que tener suerte… 😛
(Eso me recuerda que pronto hará un año de lo del Vilariño… Vamos, que estarán a puntito de dar el nuevo premio nacional de fotografía y este año tampoco lo gano… 😆 )
Pues eso… a juir…

WarCry – Capitán Lawrence

PD: ¿Por qué los useños dicen “billón” en lugar de “mil millones”… ¿Qué es para ellos un billón? ¿Y un trillón? ¿Saben que existe el cuatrillón…?





¡¡Sacadme los ojos…

3 08 2008

y arrojadlos a los perros antes de que sea demasiado tarde…!!
¿Por qué no se están quietos…?
Según Lirael, como se quedan sin ideas, van a Japón, que les queda lejos y así para los de occidente son cosas “nuevas”…
Pero claro… nosotros ya hemos estado ahí…
No quiero ver a un Spike-Neo… El Quianu no tiene ni la mitad de carisma necesaria para hacer del Cowboy del Espacio…
En fin… que me pongo de mala leche…
Dragon Ball… Akira… GITS… Robotech… Ahora Cowboy Bebop… todo más o menos se está escuchando, se está trabajando en ello, se rumorea…
Lo próximo que harán será Samurai Champloo… pero claro… como lo harán a la American Way of Fucking Everything… Dio, no quiero ni pensarlo…

Entwine – Safe in a Dream





Reflexión chorra

2 08 2008

Pues nada… el otro día os ponía la noticia repetida antes cienes y cienes de veces del, por fin, primer trailer de Watchmen, y ayer por la mañana leo que han publicado más imágenes de la película
Que vale, que yo comprendo lo de la promoción y todo eso… pero a ver, decidme vosotros, que tengo una monumental flojera para escribir mucho…
¿Qué os parece tener tantos datos de la película antes de que salga? ¿Eso es bueno o malo? ¿Te dan ganas o te quitan de verla…?
Es que, a este paso, lo único que vamos a ver en el cine va a ser que SPOILER (era coña… jeje…)
Pues eso… abajo, los comentarios…

Ni música escucho… afú, qué soñarrera…