Joder, si tengo otro blog…

20 09 2011

Pues sí, lo tengo, aunque algo muerto de asco…
Pero vamos, no muerto, no tirado, no abandonado… Es que he estado muy liado.
No sé por dónde empezar a explicar el abandono al que he sometido este blog. Pero es que han sido muchas cosas. Por un lado, he publicado una novela (¡Oleee, siiiií, por fiiiinn, ya era horaaaa…!), luego, el webcómic me pilla mucho tiempo, y para colmo, me puse a trabajar un par de meses. Ahora mismo estoy en el paro, en Sabadell, buscando curro…
Y, si no se me olvida, preparando entradas para este blog.
Vamos, que Señores de este mundo, ¡volverá!
¡Espero no volver a olvidarme!

Anuncios




2010

1 02 2011

¡¡¡TENGO UN BLOOOOOOOOOOOOOOOÓ!!!
Y como estamos a 1 de febrero, toca resumen y mirada atrás del año pasao…
¿Qué nos trajo el año pasado? Uff… De todo.
Lo primero fue la tranquilidad de haber terminado ¡satisfactoriamente! el 365 que me planteé para 2009. Experiencia que, a día de hoy, no pienso repetir.
Aparte, creo que ese uno de enero, que fue el primero que pasé en Sabadell, fue también la primera vez que me levanté con resaca (aunque ligera) en toda mi vida. Lo verdaderamente triste es que sólo bebí un sorbito de cava >.<
Como diría mi amigo Salva, "con lo que yo ha hesho…".
Bloguerísticamente hablando, 2010 ha sido un año bastante escasito. Tanto en Señores de este mundo como en Sobre la tapia.
Supongo que parte de la culpa la tiene que mi Twitter me haya convertido en su zorra. Pero he estado metido en más cosas.
¡Ah, pero eso sí, durante el mes de febrero os di mucho por saco con el carnaval de Cádiz!
Y todo eso mientras estudiaba para formador ocupacional. Qué risas, qué buenos ratos y, joder, también cuánto aprendí. Claro, que eso fue hasta abril. Lo justo para fastidiarme la Semana Santa, pero también lo justo para ir al Salón del Cómic de Barcelona (1 y 2), no sin antes, cómo no, pasar por el Salón del Manga de Jerez.
Después de aquello unos días tranquilitos a la espera del que ha sido el mejor verano de mi vida. Un mes con Lirael aquí, incluyendo un PEEDAAAAZO de concierto de AC/DC y una semana de feria con caseta jeviorra, y luego un mes y medio en Sabadell, Calella y alrededores, donde, aparte de ver mi primera foto en una exposición…

... esta foto...


… hice, creo, algunas de las fotos más acojonantes que he hecho nunca… Desgraciadamente, por circustancias técnicas, aún no las he flickeado todas, pero ya subirán, ya…
Mira, por ejemplo, esta…
La piedra que observa
A la vuelta de ese gran verano, empecé a llevar a cabo uno de mis proyectos supersecretos, que es lo que más alejado me ha tenido del blogueo últimamente.
Porque, sí, lo confieso. Ahora soy también webcomiquero.
Y es que, tras una ardua búsqueda de dibujante para la reconversión en viñetas de una vieja novela que empecé varias veces durante los últimos 15 años, finalmente me puse cabezón, y me decidí a dibujar por mí mismo.
Gente, este es el resultado (de momento) de tal cabezonería: Mixto V.

Esta fue la primera promo, que pasó un poco desapercibida...


Lo verdaderamente grasioso es que, por eso, este año fui al Salón del Manga de Cádiz… ¡como autor! ¡Y todavía no había salido el webcómic! Pero fue una gozada el ratito que estuve allí con Isaac, autor de La guarida del Leviatán y otros pintamonas de la zona.
¿Y después de aquello? Pues poca cosa durante unos meses, soportando como podemos la crisis, buscando trabajo, intentando autopublicarme, empezando nuevos proyectos, algunos de los cuales me hacen mucha ilusión 😛 y siguiendo con lo mío…
Y en Navidad, otra vez a Cataluña, pasando mucho frío, pero muy buenos ratos. Ya van dos navidades aquí y dos allá.
Y a pesar de lo malo, y de lo poco que he estado por aquí, incluyendo esta entrada, ha sido un año muy bueno. He pasado mucho tiempo con mi novia, hemos empezado proyectos (proyectos everywhere) juntos, hemos conocido lugares nuevos, he mejorado mucho en el dibujo y he sacado unas fotos del cagarse… 😛
Vamos, un año muy bien aprovechado.
Y bueno, yo creo que ya está bien por hoy, que hace meses ¡MESES! que no blogueo y tampoco es plan de avasallar a nadie… 😛
¡A ver si nos leemos más!

Pearl Jam – Animal





Cuernos y faralaes

19 10 2010

En julio tuvo lugar, una vez más, la Feria del Carmen y la Sal, la feria de San Fernando, la ciudad en la que vivo, vaya.
(Y sí, desde entonces tengo esto en borradores, pero ya os explicaré…)
Mi relación con la feria de la Isla está adornada con unas cuantas contradicciones.
En primer lugar, en mis años de instituto/facultad, iba todos los días. Es más, puedo decir sin miedo a equivocarme que, entre 1998 y 2006 no he faltado a la feria ni una sola noche.
(¡MIENTO! Falté el sábado de 2005, pero porque era el cumple de la chica con la que salía entonces y fuimos a cenar y de tranquilote…)
Eran tiempos más juerguistas…
(Luego, a finales de 2006 empecé mi relación de larga distancia, y mis colegas salieron de la ciudad o siguieron otros caminos, con lo que me fui volviendo cada vez más casero.)
Pero la contradicción está en que, cualquiera que me conzoca y que haya estado en una feria, reconocerá rápidamente que no es el ambiente en el que uno esperaría encontrarme. Y no ya sólo por el abundante niñaterío, o por el flamenco/pachanga/pachangaflamenco… O bueno, sí, qué coño. Precisamente por eso :p
Y mírame, ahí yo clavao
(Otra de las contradicciones sería que, cuando salía con mis amigos del instituto, el primer día, el martes, siempre decíamos que estaríamos sólo un ratito… y luego, como muy temprano, nos recogíamos a las seis…)
Pero, como digo, estaba allí, y alguna razón debería haber.
Y esa razón no era otra que la calle de las casetas universitarias.
La razón de la existencia de estas casetas venía a ser que las distintas facultades abrían casetas en la feria para ganar un buen dinero para sus viajes y sus vicios. Como es de esperar, es donde se concentraba el chavalerío, lejos de las casetas de partidos políticos, cofradías y demás.
De entre todas ellas, había tres que tenían su huequecito en mi corazón: Filosofía y Letras (que, fitetú, acabaría siendo mi facultad), la I Punto y la de Química, más conocida como La Meca del Etanol.
La buena música, la bebida barata y la gran cantidad de gente joven era lo que podías esperar encontrarte si entrabas en una de estas tres casetas.
Desgraciadamente, hace algunos años, los capos mafiosos que gobiernan cualquier ciudad española decidieron quitar esas casetas porque, según decían, era donde empezaban todas las broncas, y fueron sustituídas por casetas llevadas por los bares de la zona.
Sacad conclusiones…
Fue entonces cuando cambié las casetas por las botellonas en el caño, y eso cuando iba.
De hecho, el año pasado estuve en la feria, sumando todas las noches que duró, un total de DOS HORAS.
(Que estuviera en Sabadell hasta el sábado de esa semana es un detallito…)
Sin embargo, este último año recibimos la sorprendente y feliz noticia de que La Forja, célebre caseta jeviorra de la Feria de Puerto Real, abría este año sus puertas en la feria isleña.
Como no podía ser de otra forma, mis visitas con mi novia y los amigos a la feria se concentraban casi en su totalidad en esa caseta.
Y, para qué mentiros, éramos casi todo el mundo.
Sin embargo, en lo que a mí respecta, tener a mi gente, buena música y una maceta de cerveza por 3 euros es más que suficiente para tenerme contento. Ya me conocéis: soy de gustos sencillos.
Pero, como os digo, éramos cuatro gatos allí. Cuatro gatos que podían dividirse en las siguientes categorías gatunas:
– Jevis de todo calado, pelaje, edad, sexo y condición, desde el rockero treintañero (yo) hasta el chavalito que lleva dejándose melenas desde hace seis meses, o el quemaísimo (mención especial a Yoni el podrío. ¡Qué grande eres!)
– Novias de los anteriores.
– Gente que va a comprar alcohol barato.
– Gente que pasa por ahí para llegar al caño de la forma más rápida.
– Niños.
– Familias.
– Gente despistada.
Y fue ver cómo los niños disfrutaban en la caseta lo que más nos llamaba la atención.
Niños de unos seis años que saltaban y hacían airguitar, niñas con sus trajes de faralaes bailando al ritmo de Judas Priest o Europe, ¡incluso chiquillos haciendo headbang!
¡Si hasta bebimos en honor de alguno de ellos!
Porque, joder, si el rock tiene futuro, está en esos enanos…

Dejad que los niños se acerquen al rock.


Eso me hacía recordar cuando el nieto de mi vecina venía a casa y acababa en mi cuarto, donde yo siempre estaba escuchando musiquita.
Y al enano le gustaba. Parecía tener cierta predilección por los ritmos básicos y contundentes de AC/DC.
Una vez, comentándolo con la madre, mi cuñada, que tendrá muchas virtudes, pero el buen gusto musical no es, desde luego, una de ellas, decía que eso era porque aún era chico y no sabía distinguir.
Y, seguramente, así fuera. Aún era chico y no había dado tiempo a que sus padres le inculcaran sus gustos, que podían ser buenos o malos, pero, por lo que veía yo cuando ese enano sonreía escuchando It’s a Long Way to the Top, desde luego, no eran los suyos.
Curiosamente, la música rock rara vez se asume, al menos, en este acervo cultural nuestro tan español que nos hemos ganado, a la madurez.
Es como aquella vez hace unos años que no sé si os he contado, pero os lo cuento ahora otra vez.
El caso es que estaba yo con unos amigos y unos amigos de mis amigos y unos amigos de estos en un popular pub isleño. Uno de los integrantes del subgrupo de amigos de amigos de mis amigos me vio con mi camiseta grupera y mis melenas e, instantáneamente, me etiquetó como el jevi del grupo (aunque hay al menos dos mucho más jeviorros que yo en la pandilla). Pues el nota, así como para confraternizar, doblao como una caña rota, se me acercó y me preguntó si yo era jevi. Suponía que le importaba tanto que no me consideraba tal, más que nada porque yo soy más de rock duro que de metal, pero, mientras pensaba una respuesta que fuera a la vez sincera y cordial, él siguió hablando, como era de esperar. Y me soltó la perla que todo aficionado a los guitarreos afilados y a la percusión intensa ha escuchado alguna vez:
– Yo también era jevi… pero maduré.
Como podréis imaginar, mis intenciones de mantener comunicación con semejante entidad disfrazada de payaso terminó en ese momento, y parece que él también, pues siguió bebiendo y baliando cual pato epiléptico con la intención de meterse en la cama de una de las chicas del grupo.
Que ya os digo yo que fracasó.
Pero el caso es que me mató. ¿Madurar? Si eso es madurar, mejor me quedo como estaba hace 15 años.
Sin embargo, luego ves cosas como las que vi yo este pasado mes de junio.
Resulta que Sevilla recibía la visita más ilustre de la década. Nada más y nada menos que venían AC/DC, y claro, había que ir a verlos.
Por supuesto, hay fotos, y, por supuesto, como me pasó en el concierto de Héroes del Silencio, se me volvió a joder la cámara en pleno recital.
¿Y acaso las 62000 personas que estábamos allí éramos todos unos inmaduros? Porque había de todo. Incluso padres de familia. Y cuando digo “padres de familia” me refiero a “toda la familia entera”. Incluso pudo verse a tres generaciones juntas en las gradas.
Coño, a mí que no me vengan con tonterías. Está claro que madurar no tiene nada que ver con adoptar los gustos que la masa te quiere inculcar. Tiene más que ver con tomar tus propias decisiones y elegir tu vida.
Aparte, “madurar” me parece una palabra feísima. Como dijo Alfredo de Hoces, la fruta madura es la que se pudre al pie del árbol.
Es como cuando me hicieron un test en el último FPE que hice. Iba sobre la satisfacción personal o no sé qué leches, por la pirámide de Maslow y tal… Y todas las preguntas iban encaminadas a realizarte en el seno de una empresa, destacar, ser un buen miembro de la plantilla activa del sistema.
¿Dónde estaba la realización interpersonal? ¿Por qué era más importante ser un buen trabajador que tener buenos amigos, ser una persona creativa, dejar algo para las generaciones venideras, por insignificante que eso sea?
En definitiva, ¿por qué es más importante formar parte de la maquinaria social?
Así que vosotros me diréis qué opináis, pero ojalá yo pudiera pensar siempre como esos niñas que hacían cuernos con sus trajes de faralaes, y simplemente hacer lo que sea, cuando sea, disfrutando, sin que te importe lo que digan los demás.
Que por mucho que sumes años, sigas disfrutando como un niño. Y que sean los demás los que se hacen viejos…
Y que les joda ver que tú no.

PD: ¡He vuelto!





¡¡No hay dos sin tres!!

29 07 2010

Pues eso… ¡¡que hoy este blog cumple tres años!!
Bueno, técnicamente, no hoy, ya que estoy escribiendo esto el pasado día 13…
¡¡Te hablo desde el pasado!!

¡Vengo del pasado p'a lavarte la ropa!


Lo que pasa es que este está siendo un verano en el que tengo muchas cosas entre manos. Aparte de que estoy pasando todo el verano con Lirael, hemos visto el Mundial, hemos visto a AC/DC y tengo un montón de proyectos en paralelo…
(Es más, para cuando esto salga publicado estaré en Sabadell…)
Así que calma y sosiego, pues seguiremos con la periodicidad habitual: ¡Se publica cuando se pueda!
Por cierto, que mi otro blog está igual, pero os podéis pasar lo mismo…
Ah, este año no pondré las ya clásicas estadísticas… Tal vez cuando vuelva a casa :p

Spin Doctors – Two Princes





La segunda parte de la (reconozcámoslo) ridículamente tardía croniquilla del 28 SIC

19 06 2010

¡Bueno! A ver si acabamos ya con esto, que se me va a terminar juntando con el Salón del año que viene…
El sábado, día grande del Salón, volvíamos Lirael y yo dispuestos a cazar dibujos, hacer colas y demás. Y tal como llegamos, llevando a cabo técnicas de colegueo aprendidas de nuestro bastante añorado Raxar, cogimos sitio en tres colas tres. Dos de ellas estaban juntitas, las de Salvador Larroca y Pasqual Ferry. La otra estaba en otro stand, pero se veía desde las colas de Panini. Ni queriendo… 😛
Cuando veía que la cola del otro stand (que estaba yo el cuarto) empezaba a moverse, dejé a Lirael allí para conseguir mi dibujo, viendo que todavía quedaba bastante para Ferry.
Salón del Cómic de Barcelona 2010
Así pues, sin importar sentirme un hipócrita por rajar del fenómeno fan vivido dos días atrás con Estopa, contaba cada dos por tres a la gente que tenía delante mía en el stand de Brug… de Ediciones B, hasta que llegara mi turno de estar cara a cara con el que fuera el autor favorito de mi infancia.
Salón del Cómic de Barcelona 2010
Juan López Fernández, “Jan”, creador de Superlópez, y persona majísima. Que no sólo me hizo un dibujo…

… sino que me hizo dos.

Y hasta se alegró mucho cuando le dije que aprendí a leer gracias a él a los tres años…
(Y esto no es del todo cierto ni del todo mentira. Si no hubiera tenido al alcance aquellos tebeos, puede que perdiera interés por la lectura… 😛 )
Tras mi momentazo fan…
Salón del Cómic de Barcelona 2010
… pero fan fan fan… volví a la cola de Ferry, donde Lirael tuvo que dejar pasar al que iba detrás nuestra porque yo tenía el cuaderno… En fin, que conseguimos un dibujito cada uno.

Este es uno... El otro aún no debe ser desvelado.


Y después nos pusimos en la fila de Larroca, pero terminó su tiempo y aún no llegó nuestro turno, así que nada… Otro año será.
La verdad es que el tiempo de esta cola fue bastante entretenido. En serio. Y es que en esa cola estábamos cuando nos encontramos, en primer lugar, a Isaac y Julio, autores de La guarida del Leviatán. Mientras charlaba con Isaac, vi que Lirael estaba charlando con Jotacé, que luego me echó la bronca por dejar sola a una señorita en un lugar donde hay gente malvada que hace cosas viciosas como leer cómics y tal… Minutos después, apareció el Tete, con quien charlamos mientras pasaba por ahí, esperando ya vernos luego.
Ah, y también vimos desde allí a Ismurg y a Anamarek.
Tras eso, dimos un paseo viendo el ambiente y tal, y viendo a ver si Aitor se manifestaba. También nos pasamos a buscar a Enrique V. Vegas, antes de ir a comer, para un encarguito para Yorik
Salón del Cómic de Barcelona 2010
El encarguito, pues lo que veis: Una dedicatoria en su tomo de Kobe

Curraísimo...


…y un Ojo de Halcón…

Con Ojo de Halcón hubo algunas dificultades, y es que el muchacho no se acordaba muy bien de cómo era el susodicho… Pero le salió de lujo, todo hay que decirlo…
De paso que íbamos para comer, aprovechamos para ponernos en la cola de JM Ken Niimura, que no había nadie.
La cosa es que el año pasado le comenté que tenía un poster de cuando dibujaba para la Dokan, de hace 12 años, y este año se lo llevé y lo alucinó bastante. Un tío majísimo, Ken Niimura. A ver si para el año que viene le puedo llevar para que me firme el Soy una matagigantes
Salón del Cómic de Barcelona 2010
Ah, y también le hice una foto a Victoria Francés. Que estar en el mismo sitio que Victoria Francés y no hacerle una foto es como no estar…
Aluego fuimos a comer, pasando por una concentración de coches de época, y ya de vuelta, logramos que Morán y Laurielle me hicieran dibujitos y firmitas…

Peaso de Genara...


Dedicatorias de Fadri, Jose y Laurielle...


A todo esto hay que reconocerle a Morán el esfuerzo de hacerme ese dibujaco estando resacoso… ¡Parece cierto que este hombre funciona con alcohol!
Ah, y Laurielle… ¡¡es monérrima!!
Tras un rato ahí charlando con Randy y asistir a Koopa subastando a Morán, decidimos terminar ese año en el Salón más temprano de lo que habríamos querrido, pero ya no podíamos con nuestros cuerpos. Así que, lamentando mucho no asistir a la quedada bloguera ni esperar a la cola de Cels, nos quitamos del medio.
¿El balance? Pues bastante bueno. Aunque echamos mucho de menos ver (por diversos motivos) a Raxar, a Katakraos, a Kiryë, a Dark Phoenix, a Entiman… en fin, a mucha gente. Pero también vimos a mucha otra gente chanante, así que tampoco nos quejaremos demasiado.
En cuanto a las compras, pues más de lo que habría debido, pero menos de lo que habría caído si fuera asquerosamente rico (y soportara grandes cargas), pero entre las compras calló el Weezine 3, que no aparece por ningún lado, y creo que he perdido con muchas firmas y dedicatorias de weebitos…

Dramatización


Y bueno… así de pronto yo diría que…
¡¡El año que viene, más y mejor!!
(Espero 😛 )

Por cierto, todas las fotos (bueno, todas no, que sería un leñazo), aquí.

Black Sabbath – Iron Man





Una (no demasiado tardía) (o bueno, a lo mejor un poco sí) crónica del 28 SIC

8 06 2010

Bueno, pues mejor me pongo ya con esto, que demasiado retraso lleva ya…
A principios de este mes del mes pasado fue, como ya os avisé, el Salón del Cómic de Barcelona. ¿Y qué tal? Pues para eso, os pongo esto: para que leáis…

Salón del Cómic de Barcelona 2010

En esta ocasión fui (como en las dos ocasiones anteriores) dos días, aunque esta vez, aparte del sábado, estuve allí el jueves, el día de la inauguración, y no el viernes.
Esto se debió a que en la escuela de Lirael organizaban para ese día una excursión al Salón, y si nos lo ponen tan a huevo…
En fin, que este año tenía claros dos objetivos: Ver las exposiciones (no como otros años) y gastarme el menos dinero posible (no como otros años…).
Lo de las expos lo cumplimos nada más llegar, aprovechando la poca gente y lo bien que se estaba un jueves a las 10 de la mañana con todo el Salón para nosotros, con lo que nos vimos de un tirón las expos de La revolución de los pinceles, Las serpientes ciegas y Vázquez.
Luego, tras pasar junto a la furgo de El Equipo A, fuimos para la zona de fanzines a ver si estaban los del Wee (que no estaban), donde fuimos asaltados por una fanzinera, que resultó ser Rocío, una de las perpetradoras de El cuaderno de Tesla, quien nos sometió a una demostración de mercadotecnia (chocolate gratis y un par de dibujos por la compra de un ejemplar, ¡yuju!).

Dibujo de Tesla por Rocío


... y dibujo de Helena.

Tras unas vueltecillas y la primera visita a la zona de videojuegos (donde mi novia disfrutó más que yo, como siempre 😛 ) y la primera partida al Guitar Hero (con la incomodidad de tener que compartir auriculares), volvimos a ver si pillábamos a los weebitos, y, tras el primer desembolso catastrófico (ya me había pillado, aparte del Tesla, el primer tomito de Scott Pilgrim), empecé a sangrar dibujitos, lo que fue una constante durante los dos días. Mis víctimas en este caso fueron Jose, Fadri y Defriki.

Strongold, por Defriki

Angie, por Fadri

Tras un paso por la expo de música y cómics (rápida, la verdad, y mira que es raro, porque juntan dos de mis vicios y… pero alguien había recortado discos de vinilo con forma de letras y eso me dolió en el alma), pasamos por la expo de Azpiri, y me dio un subidón de nostalgia al reconocer las portadas de clasicazos como Army Moves, Nonamed, o Dustin.

Salón del Cómic de Barcelona 2010

Tras eso tuvo lugar una de esas anécdotas que cuentas en tu tienda habitual y tu tiendero se queda con la cara partida…
Resulta que pasamos junto al stand de Panini (distribuidores de Marvel en España), y veo un pegotón increíble de gente.
Y eso me extrañó. Después de todo, no recordaba haber visto que firmara nadie interesante a esa hora: el jueves por la mañana.
Pero tanta gente… ¿Sería que se han traído a alguien de escaqueo? ¿A Pacheco, a Bendis? Como es de esperar, no pude resistirme a acercarme… ¡y cuál sería mi decepción cuando estaban nada menos que los Estopa! ¡Presentando su perro tebeo!

Y, por favor… decidme que no soy el único que se ha dado cuenta del parecido…

Ya sabéis… Taquiones y demás…
Después de aquello fuimos a ver la exposición de Ana Miralles y la de la Joso, que avivó aún más mis ganas de estudiar allí, y luego nos fuimos a comer.
A la vuelta, vimos más exposiciones, y volvimos a lo del Wee, donde aproveché ya que estaba para comprarle un tomo a Koopa y sonsacarle simpática dedicatoria…

Sí, el genuino Koopa...

Y, a Runtime, tres cuartos de lo mismo.

Dos nenas de estas en dos años...

Un zombi de Koopa y una Clickina de Runtime

Después de eso, seguir con las expos, estar un rato en el ring de la Joso, donde aprovechamos para participar en un sorteo para los cursos de verano, pero vamos, que llega a tocarnos y la cagamos, porque nos venía fatal de fechas…

Salón del Cómic de Barcelona 2010

Y todo esto era haciendo tiempo mientras esperábamos a que, en el Wee, aparecía uno de los autores a los que más interés tenía en ver: mi coleguilla tuitero Aitor I. Eraña, que había presentado el primer tomo recopilatorio de RIP, y fui a que me lo firmara, aparte de sacarle unos dibujetes.
Total, que le cojo por banda y me dice que a ver, que está desentrenado con el lápiz y tal, que a ver qué le sale…

Y le salió esto...


¡Desentrenado, dice! ¡Tú lo que eres es un cabronazo, Aitor! 😆
En el Weezine le sonsaqué este dibujete:

... este, ...


… y el tomo no me lo firmó, porque tenía un agujero en la primera página que no vi, y me dijo que fuera a descambiarlo y luego me lo firmaba… Pero cuando lo descambié estaba muy reventado, así que lo dejamos ya para el sábado.
(También nos pillamos los posters de Freaks y Área 66, pero, por no arrugarlos, en casa de Lirael están).
Y esto fue lo que pasó el jueves…
Lo del sábado, pues luego me pongo, que ahora estoy ocupado… 😛
¡Sigan en sintonía!

Deep Purple – Knockin at your Back Door





2009

1 02 2010

Pues eso…
Con el acostumbrado mes de retraso, llega la típica entrada de resumen del año anterior…
Y, sin más preámbulos… allá va.
El 2009 empezó bien, aquí con Lirael, sin mucho artificio, pero sí con ganas de proyectos…
Uno de esos proyectos raros en que me dio por meterme este año fue que empecé un 365 en Flickr.
Me costó trabajito, para qué os voy a engañar… Pero lo terminé, ole yo 😛
También me dio por ir comentando aquí todo libro o cómic que pasara por mis manos… pero ese lo tengo más olvidadillo… u^^
Aún en enero salió publicada la, de momento, última entrega de Tías cañonas que nos ponen que resulta que son un dibujo , a espera de que Jeral recuerde que tiene un blog… ¬¬
Ya en febrero tuve la ocasión de asistir al I Festival Metal Real, al que iba con la idea de ver a los Saurom, aunque al final me tuve que volver antes, no sin jincharme a afotar a los dos primeros grupos que salieron, Razzen e Ícaro, aunque me perdiera a Atalaya y Saurom, pero acabé muy contento con mi trabajo, e incluso me hice coleguilla de uno de los guitarristas de Razzen.
Ese mismo mes de febrero empecé otra sección que tengo abandonadilla: Bocaíllo pizza, robona caletera y el chiste de la vaca: Die UCA Jahren
Marzo nos sacudió con el estreno friki del año, con dispares opiniones.
Ese mes empecé unos cursos del paro, por los que no sabía si me podría ir a Barcelona en Semana santa… así que aproveché el tiempo que tenía entre clase y clase y me fui a Barna de jueves a martes 😛
Finalmente, el mes acabó con un regalo inesperado.
Finalmente resultó que sí que iba a poder ir a Barcelona para Semana Santa… así que me fui, y, a la vuelta, el Salón del Manga de Jerez, con sus correspondiente crónica y álbum.
En mayo, concretamente, el día 8, tuvo lugar la primera edición de una nueva fiesta friki que, espero, tenga continuidad: el día de la RCLTG, tras lo cual vino el segundo estreno friki del año.
Ya entre mayo y junio volvía a ir para Barcelona (jeje) para el evento friki más importante entre los eventos frikis habidos y por haber: El Salón del Cómic de Barcelona, con su respectivo álbum. (Incluye foto de Victoria Francés 😆 )
Este año no sólo lo pasé del carajo, si no que me reencontré con gente como Raxar o Jotacé y conocer a gente como Dark Phoenix, Kirÿe, el Tete, el Listo, Katakraos, Runtime-Error, u.v.a, pero no pongo más nombres porque luego me olvido de uno y ese me la tiene jurá de por vida…
Ese mismo mes me llegó un regalito muy especial desde México, gracias a Irredenta.
En julio apenas hubo blog porque me fui tres semanas a Barcelona y me volví con Lirael para la boda de mi primo.
Y más o menos por esas fechas este blog cumplió dos añitos, con lo que Necio Hutopo nos hizo un regalito guapetón.
Y, el último día del mes de julio, nacía el blog hermano de este, Sobre la tapia.
Y creo que el resto del año poco más reseñable, bloguerísticamente hablando…
Por lo demás, me fui dos veces más a Barcelona (jeje… una de ellas, al salón del manga, poco después del de Cádiz) y empecé un FPE de Formador ocupacional en el que estoy muy metido. Seguí con el 365 hasta terminarlo y dejé un poco el blog de lado, en detrimento del hermano, en el que empecé a publicar relatos viejos, mi primera novela (bastantes años después de haberla terminado) y una novela por entregas.
Y, básicamente, eso es todo…
Pero, para terminar de dar por saco, os pongo algunas de mis entradas favoritas de este año no comentadas anteriormente, por si os apetece echar un vistazo…
¡Nos vemos!

El retrato de Yngwie Malmsteen

Cúpulas de fuego, de David Eddings

¿Que cómo pudo permitirlo…?

Buceando en sordideces musicales


Zombi. Guía de supervivencia
, de Max Brooks

¿Qué pasa? ¿Nunca le has visto la picha a un dios?

Bocaíllo pizza, robona caletera y el chiste de la vaca: Die UCA Jahren. 1 – Contexto histórico-geográfico.

El problema otaku

Bocaíllo pizza, robona caletera y el chiste de la vaca: Die UCA Jahren. 2 – Antecedentes

Los diez discos que más he escuchado en mi (perra) vida

El apocalipsis ha llegado… ¡y yo con estos pelos!

Mi experiencia laboral con Massive Dynamic

Aquellos salones que os dije…

Sentenced – Dead Moon Rising