Bocaíllo pizza, robona caletera y el chiste de la vaca: Die UCA Jahren. 2 – Antecedentes

27 09 2009

Bueno… lo peor de todo es que quería tener esto escrito para cuando fuera la selectividad de septiembre, pero bueno… No lo he hecho, ¿pasa algo…?😛
El caso es que, puestos a comentar batallitas universitarias, veía que era más que conveniente contar algo acerca de mis años de instituto. Aunque estos fueran mucho menos ÉPICOS como los universitarios…
En fin, el caso es que, como buen humanista (¡JUAS! ¡”Buen”, dice, y se sacó la carrera el último o así…), tiendo a querer saber cómo hemos llegado a donde estamos, desde un punto de vista historicista…
Y, si llegué a la Universidad, fue por lo que me pasó en el instituto.
Yo estudié en dos institutos distintos. Los dos primeros años, en Algeciras. Los cuatro siguientes, en San Fernando.
Sí, ¿qué pasa? Repetí 2º de BUP y COU…
El caso es que yo al principio tiraba por Ciencias, porque la efeicú (física y química) me encantaba, y el latín y la literatura se me hacían muy cuesta arriba… Qué cosas, ¿no? Supongo que era en parte culpa de que mis profesores eran unos prendas curiosos…
Que yo me pegase esas clases escribiendo es tema aparte.
Pues, como digo, al cambiarme de instituto al repetir 2º, empecé los cuatro años más decisivos. Más que nada, porque aprendí latín de verdad, y la literatura no se me atragantaba tanto… pero las matemáticas seguían siendo mi bestia parda, con lo que, finalmente, decidí tirar para Letras puras.
Repetí un curso, pero, gracias a eso, ya tuve claro por donde tirar en 3º…
En estos años empecé amistad con unos personajillos curiosos. ¿Qué se puede esperar de gente que recibe motes tales como “el Basuro”?
Comprended que no dé sus verdaderos nombres, pues ahora son casi todos ellos miembros de la Policía o de la Guardia Civil.
El caso es que podría contar anécdotas a montones, pero como esto va de la Universidad, y no del Tuto, contaré sólo una…
Corría el proceloso año 1999. Estábamos en clase de Literatura Española. Generación del 27. Lorca. Romance de la pena negra.
Recuerdo que a mi derecha se sentaba uno de los compis de la pandilla (que no son de los que ahora llevan uniforme, así que…), Chaca, y, a su lado, Carlos “el Bobo” (que no sé por qué le llamábamos así, si después fue el primero en acabar la carrera… ¡y sin repetir nunca!).
Pues resulta que estos dos colegas estaban, en mitad de la clase, charlando. Y yo en la parra, para variar. Chaca resultaba que, como Carlos, era oyente del programa Hablar por hablar, en el que la gente llama a la radio para contar sus neuras y tal.
– Quillo, Carlos – susurraba Chaca -, ¿te imaginas que llama una a Hablar por hablar diciendo que tiene un perro y un bote de nocilla…?
Y a Carlos no le quedó otra que aguantar la risa.
¿Alguien no sabe por qué? Os explico.
Por aquellos días, circulaba por toda España la famosa leyenda urbana de El perro, la mermelada y Ricky Martin (cámbiese mermelada por nocilla o paté, según el gusto de cada cual).
En el link se explica bastante bien, así que leed y volved.
El caso es que, como ya digo, Carlos, que era de los más seriotes del grupo, tuvo que hacer un enorme esfuerzo para aguantar la risa.
Chaca, que le vio en tal aprieto, se vio en la misma situación.
Por aquel entonces, yo volvía de mi parcelita en Babia y, al despertar en el mundo de los mortales, descubrí que tenía a mi alrededor a una clase entera analizando el romance de Lorca, y a mi derecha, a dos de mis compinches partiéndose la caja.
Intenté preguntarles el motivo de tanta risilla, pero lo único que conseguí fue verme en la misma situación.
Y, si dos personas aguantando la risa en un aula medio silenciosa, la lían, tres ya no te cuento.
Lo realmente dantesco fue que, en un momento dado, las risas se fueron escapando de nuestro reducido círculo. Más aún teniendo en cuenta que ni yo sabía el motivo de la risa.
¿Qué más podía pasar? Al cabo de unos segundos, cada miembro de la clase emitía sus propias risitas.
La profa, viendo que no quedaba otra salida, optó por cortar el problema de raíz. Le recomendó a Chaca y Carlos, foco del cachondeo generalizado, que salieran al pasillo, se rieran todo lo que se quisieran reir, y luego volvieran a entrar.
En principio, ambos declinaron la oferta, aunque luego Chaca salió, aunque no escuchamos risas, y le vimos entrar de nuevo, los ojos brillantes por las lágrimas, las mejillas coloradas, y una enorme sonrisa que le atravesaba la cara de lado a lado.
Se sentó, volvió a levantarse, salió, y le escuchamos reir tanto como las propias risas del interior.
Finalmente entró.
– ¿Ya?
– Ya.
– ¿Bien?
– Bien…
Tomó asiento, y una compañera prosiguió la lectura del Romance de la pena negra.
– “Lloras zumo de limón
agrio de espera y de boca.- Empieza a aguantar la risa… –
¡Qué pena tan grande!…” AAAJAJAJAA…
Aquí ya estaba absolutamente toooda la clase, profa incluída, partiéndose la caja. Según nos comentaron unos amigos, las risas se oyeron en distintas clases.
Y bueno, básicamente, esa batallita era la que os quería contar para que os hiciérais una idea de la fauna con la que me juntaba en el instituto. ¿Qué clase de carrera iba a tener después, visto lo visto?
Y bueno, y eso que yo era de los más formalitos, que en seis años de carrera sólo había hecho robona dos veces… y una vez fue para estudiar…
A todo esto, el año en que esto sucedió, yo estaba repitiendo COU, y, al igual que repetir 2º de BUP me hizo tirar par letras, “2º” de COU me hizo decidirme por una carrera…
Pero eso lo contaré en… no, bueno, en la próxima clase toca contar ese punto en el que se mezclan la vida universitaria con la de instituto.
La terrible…
(póngase voz trémula)
SELECTIVIDAAAAAAAAAAD…


Y ya sabéis… para dudas o lo que sea, los horarios de tutorías están en los comentarios… La próxima clase será… Bueno, espero que sea antes del 2010…
¡Sed buenos! (O algo…)

Nightwish – Kuolema Tekee Taiteilijan


Acciones

Information

8 responses

27 09 2009
Calpurnia

paté?? que horror, que heterodoxo.
por cierto que leches es hacer robona, faltar a clase? realizar favores sexuales para que te aprueben?

28 09 2009
Lograi el Luciérnago

Hacer novillos…

Angel Dust – I Need You

28 09 2009
aire

jajajaja! sabes que me encuentro con situaciones así cuando doy clase? jajajaj! y a mí también me entra la risa, lo que hace que el problema empeore y empeore!

30 09 2009
Repelux

Descojonante. Es una época loca la de los últimos años en el instituto. Yo recuerdo una anécdota similar (de hecho más de una) con respecto al “gay trinar” de los pajarillos o tonterías más grandes.

Un momento… el chiste de la vaca… ¡El Informal! Jopé, yo estaba en primaria por aquel entonces.

30 09 2009
Repelux

Ay, pues no, ¿es del Misisipi? Eso lo deja antes todavía.

30 09 2009
Lograi el Luciérnago

Ni idea, quillo…
El chiste de la vaca es, para mí, un tema recurrente en mis años de facultad… :p

Sonata Arctica – Sing in Silence

30 09 2009
Nimendil

Yo siempre fui más de colegio de monjas. Gente muy formal todos. Ya se sabe, pijos y jugadores de rol.

4 10 2009
Circe

Pues yo te comprendo, solo que en Barcelona robona era campana -¿hacemos campana? y la respuesta siempre era – Venga!
Hasta campanas colectivas hacíamos. Llegaba el/la profe y no había NADIE! Todos en el bar, jugando a billar o deambulando por el barrio…
¡Qué tiempos aquellos, eh?! Luego la selectividad nos pilló en bolas claro está…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: